dilluns, 30 d’abril de 2012

Arendt: traducció de “labor, work and action”


A la selecció de textos de Hannah Arendt, el text 4 de La condició humana està pres de la traducció al català d'Oriol Farrés, Ed. Empúries, Barcelona, 2009. Com ja s'ha apuntat en els comentaris de l'entrada dels textos, la traducció catalana i la castellana no coincideixen i, arrel d'un comentari de la confusió que generava traduir-los per “treball, obra i acció” en català, quan en castellà es tradueix per “labor, trabajo y acción”, vaig insinuar que la traducció castellana era millor que la catalana. Ara m'he de desdir perquè he trobat referències importants a la confusió que crea precisament la traducció castellana.

En primer lloc, Salvador Giner, a l'article “Hannah Arendt: una filosofia moral y política”, publicat a Claves de razón pràctica, i disponible digitalment a www.alcoberro.info, empra “labor o trabajo” per traduir labor, “obra” per traduir work, i acción per action (aquest últim no té problemes). Es pot comprovar a l”interessant text següent:

«Así, en la taxonomía del comportamiento humano que establece La condición según los tres niveles de conducta -la labor o trabajo (labor, en el inglés nortemericano original), obra (work) y acción (action)12 –la última categoría posee un conjunto de características que la hacen distinta de las otras dos. La acción es particularmente política. Si por un lado el trabajo (del latín tripalium, una tortura para esclavos castigados) nos acerca a lo biológico y a la mera faena de vivir, sobrevivir y ganar el sustento, por otro, la obra nos aproxima a la artesanía, al buen oficio, al arte y al artificio, a la construcción. (Decimos de una casa que es una obra, o de una escultura o pieza musical, que son obras de arte, como decimos también de la labor de un profesional: “es su obra”; o de algunos efectos de la vida moral: “una obra de caridad”.) La acción, en cambio, es interacción pública de seres libres en su elaboración conjunta de la vida común. Esta, en sociedades “avanzadas” -como lo era la de Atenas tras Solón, o las occidentales en las puertas de la modernidad- posee necesariamente una dimensión pública. Al homo faber capaz de crear su obra, se superpone en ellas, sin obliterar estadios anteriores, el hombre de la vita activa, responsable, solidario, en conversación permanente con los demás, y con ellos dispuesto a consolidar una vida en res publica, la única adecuada a la acción. Las otras formas de actividad -el trabajo y la obra- sobreviven y hasta medran bajo tiranías y dominaciones de toda suerte, pero la vita activa sólo florece en la república.»

A la mateixa nota 12 de la pàgina 8 comenta:
12  Otros autores traducen estas tres nociones de modo algo distinto al mío. El texto de H. Arendt es The Human Condition (Chicago, 1958). Edición consultada, Nueva York:Doubleday, 1961.

En segon lloc, el mateix Ramon Alcoberro, a l'entrada de la seva web sobre Hannah Arendt titulada “Parauna lectura del cap. 1 de La condición humana” també empra “trabajo, obra y acción” y especifica en la NOTA al final del document:

NOTA SOBRE ESTA LECTURA: En esta propuesta didáctica de lectura párrafo a párrafo del texto de Arendt, hemos intentado remitirnos en lo posible a la traducción de Ramón Gil Novales actualmente en el mercado, pero NO recogemos en absoluto su traducción—perfectamente confusa—  de los conceptos centrales, ‘labor’, ‘trabajo’ y ‘acción’, sino que distinguimos entre ‘trabajo’ (labor), ‘obra’ (work) y ‘acción’ (action). Sencillamente: en Arendt ‘trabajo’ y ‘obra’ no designan el mismo campo. Recomendamos encarecidamente a quienes no puedan leer el texto inglés la traducción catalana del profesor de la Universitat de Girona Oriol Farrés (Barcelona: Empúries, 2009). 

Per tant, la traducció catalana és la més correcta i serà, si empram amb els alumnes els textos en castellà o feim una traducció pròpia, quan haurem d'evitar la confusió.